De los que no pueden leer este artículo.

Por Daniela Borja Kaisin. Lugar: Sao Paulo. Antes de comenzar, un agradecimiento enorme a Pepe Guimaraes por las fotos de Gabi y Guillerme.

Hace poco vi una película impactante. Una alemana que trabajaba en los campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial, aceptaba haber escrito la orden de muerte de 200 personas durante un incendio. Ella no lo hizo, pero aceptó por una razón. Tenía vergüenza de que en su audiencia se den cuenta que ella no sabía leer ni escribir.

La diferencia es enorme para quién aprendió y quién no.

Aunque gran parte de los países de Latinoamérica tienen un índice de alfabetización de bastante alto. Aún hay un porcentaje importante de personajes que aún no saben leer y escribir, viviendo una época donde predomina lo visual frente a los otros sentidos.

En São Paulo, Brazil, Gaby sintió que debía hacer algo al respecto.

Gaby cuando era pequeña quería estudiar biología y periodismo para tener una revista científica. Al entrar a la universidad, decidió estudiar medicina, para sentir más contacto humano que atrás de una revista. Además, al fallecer su abuela por un mal diagnóstico y pensó que así podría hacer algo al respecto.

IMG_1915.jpg

Cuando conocí a Gaby en un café de São Paulo, pude sentir qué es una de esas personas que hace mil cosas distintas y todas bien. Por un amigo en común, Pepe, supe que era una dirigente estudiantil inmejorable y todavía estaba cursando la mitad de su carrera. Conversando un poco sobre el proyecto Warmifonias y por qué la bici me llevó a São Paulo. Descubrí que Gaby estaba liderando Hangar Educación y era una de las mujeres inspiradoras que queríamos conocer.

Movida por la necesidad de alfabetización, a comienzos de 2017 Gaby comenzó a dar clases gratuitas para algunas personas que precisaban. Se corrió la voz y la demanda comenzó a ser demasiado para ella. No podía hacerlo sola.

IMG_1907

Con su pareja Guillerme (por el cual nos conocimos en Sao Paulo) comenzaron a pensar cómo hacer el proyecto sostenible. Así, con la experiencia previa de Gaby en educación, y la experiencia de Guillerme en emprendimiento, decidieron ofrecer las clases de alfabetización a las empresas con empleados ejemplares que necesitaran leer y escribir para poder acceder a cargos más altos. Las empresas invierten en las clases y mantienen a sus mejores empleados contentos, además de tener un alto impacto de responsabilidad social.
A finales del 2017, ya trabajaban con 5 empresas.

Captura de pantalla 2018-03-23 a la(s) 17.10.08.png

El proyecto se enfrenta a realidades complejas como alumnos con poco tiempo, con sistemas familiares difíciles o con problemas de alcoholismo. Por eso, parte del éxito en el aprendizaje es tener una relación cercana y personalizada con los estudiantes.

IMG_1902.jpg

Después de oír esta historia, pude acompañar a Gaby a una de sus clases en un restaurante a pocas calles de dónde estábamos.

Ahí pude sentir como Gaby, con cariño y entrega, abría el camino al mundo de las letras a quienes todavía no lo han descubierto.

Pueden seguir su proyecto aquí: https://www.facebook.com/hangareducacao/

Captura de pantalla 2018-03-23 a la(s) 17.09.57.png

Guillerme es uno de los hombres increíbles que conocimos en Warmifonías. Al finalizar el viaje, nos dimos cuenta que los proyectos liderados por parejas, complementándose, tienen una riqueza única.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s