De los que no pueden leer este artículo.

Por Daniela Borja Kaisin. Lugar: Sao Paulo. Antes de comenzar, un agradecimiento enorme a Pepe Guimaraes por las fotos de Gabi y Guillerme.

Hace poco vi una película impactante. Una alemana que trabajaba en los campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial, aceptaba haber escrito la orden de muerte de 200 personas durante un incendio. Ella no lo hizo, pero aceptó por una razón. Tenía vergüenza de que en su audiencia se den cuenta que ella no sabía leer ni escribir.

Continue reading

Advertisements