Salir al encuentro del otro. 

Anabella Albornoz tiene 40 años. Desde el primer momento me asombraron sus brillantes ojos azul oscuro, que muestran a la magnífica y solidaria mujer que es.

Conocerla y a su historia, me ayudó a mantener la confianza en que un mundo solidario y feliz existe, en que hay personas que actúan todos los días de acuerdo a su corazón y que paso a paso, con ese actuar, hacen que el mundo sea más amigable para otros seres.

Estamos sentadas en una plaza, en la verde ciudad argentina de Paraná, a pocos días del inicio de la primavera, rodeadas de árboles que están comenzando a florecer, cantos de pájaros y un aire tibio que nos recuerda que la estación está cambiando. Tenemos sólo 40 minutos, tiempo de permiso que le dieron en su trabajo y los aprovechamos al máximo.

Anabella, se levanta temprano todos los días. Y aunque quisiera que el día fuera más largo, se siente agradecida con su vida, trata de no quejarse y vivir sin prejuicios; se considera una mujer optimista. Tiene un hijo de 5 años y también una inmensa familia. Los niños, mujeres, hombres, alrededor de 400 familias que viven en 3 barrios de extrema pobreza junto con 100 voluntarios forman parte de la Asociación Civil “Suma de Voluntades” fundada por ella hace 7 años. Por la tarde trabaja en una empresa privada para sostener su casa.

En el 2010, atravesaba una crisis personal, ya que no podía quedar embarazada a pesar de haber hecho varios tratamientos de fertilidad, y en la búsqueda de esa energía que tienen los pequeños, visitó un hogar de niños. Poco después fue al barrio San Martín, más conocido como ” El Volcadero” en su ciudad, y desde ese momento su vida cambió.

Anabella describe ese momento de una manera muy bonita y me emociona escuchar su historia. Ella cuenta que al llegar ahí, sintió que ese era su lugar, se enamoró de los niños y de la gente que la recibió con muchísimo cariño. Son justamente estos niños los que le permitieron sentir lo que es ser mamá. Cuando menos lo esperaba quedó embarazada y esta convencida de que ese amor, fue el que le dió la posibilidad de vivir su propia maternidad.

Ella comenta que la actividad principal de “Suma de Voluntades” es invitar a las personas a creer que un mundo mejor es posible.

Además piden apoyo a la sociedad civil y con lo recaudado, organizan y sostienen tres comedores para los barrios “El Volcadero”, Antártida y Mosconi Viejo, donde las personas de los barrios preparan de manera comunitaria, más de 1000 platos de comida semanales. También  ofrecen apoyo escolar, alfabetización para adultos, les dan “la leche” a los niños, salen en las noches a alimentar a personas en situación de calle y en diciembre tienen un programa que busca padrinos en todo el país, a través del cual envían regalos a alrededor de 700 niños.

Algo que me pareció sumamente importante, y que ella recalcó es que la asociación no regala absolutamente nada. Toda la comida y los materiales que las personas reciben, se dan a cambio de trabajo, todos participan y de esta manera, se fomenta el trabajo y la auto superación. Anabella enumera el esfuerzo y la perseverancia como valores fundamentales y reconoce la educación como un motor de lucha para salir de la pobreza.

Hablamos de muchas cosas esa tarde, y varias quedaron resonando en mi cabeza. “No sólo hablamos de la pobreza estructural sino también de la pobreza de perder la capacidad de soñar” Por eso, la asociación, pone énfasis en alimentar la autoestima de las personas y siempre les recuerda que los voluntarios de la asociación son sólo una anécdota en sus vidas, que son ellos quienes logran las cosas.

Es cierto, alimentan a mucha gente pero esto pasa a segundo plano cuando en realidad lo que ocurre, es el encuentro de seres que desean compartir algo más que un plato de comida. Anabella me dice que lo que hacen es salir al encuentro del otro y me comparte: “A partir de las diferencias, nos juntamos para cambiar realidades.” Para mi fue fantástico ver que están haciendo eso, que esto que parece una utopía ocurre todos los días.

Anabella cuenta que el objetivo es cambiar las mentes y ayudar a todos a no perder la capacidad de soñar, porque el contexto no determina la capacidad de las personas. Con respecto a esto y como ejemplo, me contó la historia de Jesús, que todos los días sale del Volcadero, va a la sede de la ONG, hace las compras necesarias y se encarga de hacer la preparación para la comida comunitaria, luego asiste a la escuela en la tarde. Tiene 18 años. Pronto estará iniciando su carrera de peluquero que es su sueño de toda la vida.

La asociación, busca hacer de la solidaridad una cultura. Todos participan, tanto las personas que hacen sus donaciones de comida como las personas de los barrios que las reciben y preparan para repartir. Anabella tiene miles de historias de personas que apoyan y creen en su trabajo, han tenido todo tipo de ayuda, dinero de personas jubiladas, niños que aportan con sus ahorros, empresas que apoyan con maquinaria, incluso personas en situación de calle que apoyan con lo poco que tienen para que otros puedan comer también. Les invito a darle una ojeada al Facebook de Suma, donde encontrarán muchas historias súper inspiradoras.

Terminamos la warmifonia, con algo que me encantó. Anabella me compartió que durante el proceso que ha vivido la asociación, ha conocido muchas personas que como voluntarios, han logrado reencontrarse con las personas que eran, cuando entraron en la facultad. Ella dice que tiene el deseo de que sean muchas las personas que puedan volver a soñar, a enamorarse de su trabajo, de su pasión, y de querer cambiar el mundo. Eso me hace reflexionar en la importancia del servicio,  una actividad que no tiene un fin económico, que la hacemos de corazón, con intención de aportar y compartir, de ir al encuentro del otro.

Gracias Anabella por la inspiración.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s