Todos pueden poner un sol.

Por Genevieve Rajoy

Juliaca- Perú

29 de julio

Angela y Keiko son dos chicas muy emprendedoras, que mantienen un interesante proyecto de ayuda para animales callejeros. Así caminan hacia un sueño más grande y nos demuestran, una vez más, que cuando lo que nos guía es el corazón y la empatía por lo que nos rodea, todo es posible!

Durante el viaje en Perú, el tema de los perros callejeros, nos tenía preocupadas y dolidas. En los casi 3000 kilómetros que recorrimos en dicho país, vimos miles de animales en situaciones muy tristes, extremadamente flacos y descuidados o simplemente abandonados.

Una mañana, caminando por la caótica ciudad de Juliaca, me sorprendió ver un dispensador en el cual un perrito estaba comiendo cómodamente en un recipiente con agua fresca al costado. El dispensador se veía bien cuidado e ideado con mucho cariño. Busqué en Facebook y descubrí que eran dos hermanas las que estaban detrás de este innovador proyecto.

Angela y Keiko, muy amigables, aceptaron venir a conocernos esa misma noche. Cenamos juntando un rico thimpu de trucha que ellas trajeron con nuestra famosa quinua con verduras. Así pasamos una divertida velada, aprendiendo unas de otras.

El proyecto se llama “Movimiento Alimenta un perrito callejero” y está inspirado por un zoólogo colombiano que se llama Juan Manuel Montoya. También siguen a Beatriz Hernández de Guatemala, quién se hizo famosa, porque comenzó a alimentar a perritos callejeros y ahora tiene un albergue.

Su trabajo consiste en colocar los dispensadores en diferentes lugares de la ciudad y así cubrir las necesidades de los animales para que tengan comida y agua limpia a su disposición. Además invitan a la acción inmediata. Las personas que quieren hacer algo por los animales callejeros, pueden aportar con lo que tengan, aunque sea un sol, (que es la moneda peruana) y ver resultados concretos.

Las chicas y los voluntarios, hacen jornadas para vestir a los perritos, ya que el frío en el altiplano es muy intenso y también, salen a barrios alejados del centro para alimentar directamente a los perros que no tienen acceso a los dispensadores.

El proyecto se sostiene gracias al apoyo de voluntarios encargados de cada surtidor, a los aportes económicos de las personas que depositan su colaboración en las alcancías ubicadas en cada dispensador o entregan su aporte directamente a las encargadas del proyecto. Por otro lado, cuentan con veterinarios que les hacen descuentos para tratar a los perritos y también reciben apoyo de su familia. Por ejemplo, su padre es quién se encarga de mandar a hacer los dispensadores en metal parar luego ponerles una base de madera.

Desde pequeñas, las dos hermanas, sienten mucho amor y compasión por los animales, y por esta razón a sus 25 y 19 años respectivamente, se lanzaron a organizar y mantener un proyecto de estas características.

Comenzaron con una pollada, que es un evento donde las personas que quieren recaudar fondos, preparan una gran comida que ofrecen a las personas que las quieren apoyar. Así diseñaron y mandaron a hacer su primer surtidor y compraron la primera bolsa de alimento para perros.

Hoy, luego de tan solo 3 meses de trabajo, tienen ya cuatro surtidores que alimentan a alrededor de 60 perros y cuentan con la ayuda de algunos voluntarios que se encargan de su mantenimiento en cada sector.

Un inconveniente que las chicas tienen con el proyecto, es que se ven obligadas a guardar los dispensadores en la noche, porque existe la posibilidad de que algunas personas puedan dañarlos. Eso hace que la cantidad de animales que pueden alimentarse disminuya ya que los perros callejeros salen de sus escondites para alimentarse durante la noche.

Angela y Keiko esperan que el proyecto crezca, a pesar de los pequeños inconvenientes. En unos años planean abrir un albergue para poder rescatar más animales, cuidarlos, esterilizarlos y darlos en adopción. A largo plazo, crear una ONG y ofrecer canoterapia parar niños autistas.

Si quieren apoyar o replicar esta iniciativa, las pueden encontrar en facebook y ponerse en contacto con las chicas.

De parte de Warmifonias, les deseamos todo lo mejor en su proyecto, conocerlas fue realmente inspirador. Estamos seguras que, más pronto de lo que esperan, tendrán un hermoso albergue lleno de animales agradecidos y cariñosos.

¡Gracias por su bella labor!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s