Cero casualidades: Cómo nos conocimos

Mi historia con la Sofi comienza en un alleycat Carishina Race (como la mayoría de buenas historias).

Ella organizaba y yo competía. Desde que la vi tuve muchísima admiración por ella. La veía tan clara en lo que hacía, tan coherente. En ese momento dije que sería un privilegio llegar a conocerla más y ser su amiga. Mucho después me confesó que era su primera vez organizando y que no tenía idea dónde estaba parada.

sofi gordon

Ahora me da tanta felicidad haber compartido más de 5 años muchas experiencias y viajes juntas. Por estas experiencias tan llenas de risas, pensé que podía ser la mejor compañera de viaje. Y le he estado metiendo el bicho de un viaje por Sudamérica desde hace un par de años, con un proyecto que nos apasione a las dos.

Por ahuev…poco arriesgadas, lo fuimos diluyendo hasta encontrar “el momento preciso”.


Para esto, estoy inscrita en Warmshowers que es una plataforma para recibir ciclistas viajeros de todo el mundo, abrirles la casa por unos días, para que descansen y no tengan que invertir en un hostal o dormir una noche más en carpa.

Además es maravilloso conocer tantas experiencias y almas libres. Les recomiendo que se inscriban y lo usen. Mi abuelita, con la que vivo, ya se ha ganado cuatro nietos adoptivos en Argentina, Polonia, México y Catalunya.

Un día me escribió un polaco, Wojtek, que necesitaba una dirección en Quito para recibir unas alforjas nuevas por correo postal. Aún no sabía dónde quedarse, entonces necesitaba una dirección segura. ¡Le dije que claro!

Para no alargar el cuento, llegaron las alforjas, Wojtek vino a casa y me dejó sus alforjas viejas para entregar a una chica que le había hospedado en Quito. Nos comunicamos entre esta chica y yo, quedamos en tomarnos un café. Ese día queríamos vernos con la Sofi y le pedí que me acompañe a dejar estas alforjas viejas.

Y ahí es donde aparece la Guaytamba.
Que nos dice:
– Yo salgo porque salgo. Sola o acompañada, en febrero 2017.
– Y la bici como herramienta de transformación.
– Y las mujeres que pedalean solas.
– Y la ilustración.
– Y la construcción sustentable.

Y la Sofi y yo con ojos de huevo frito.

Entonces la Sofi le dice, en resumidas palabras: Salimos contigo.

Entre mí, pensaba que le acababa de conocer a esta chica maravillosa pero que me estaba metiendo a verle cerca de 200 días seguidos. Con un poco de temor, dije que sí, pero que “está de hacer” una salida de integración. Y ahora sin salida planificada, ya estamos más que integradas.


guaytamba-dibujada-por-mi

La Guaytamba dibujada en un minuto

Recién confesamos que las tres tenemos expectativa de cómo va a ser convivir tanto tiempo.

Le preguntamos a la Guaytamba si no le daba miedo , cuando nos conoció, que un par de mujeres desconocidas, de un día a otro, se embarquen en el viaje que en teoría era de ella (porque en la práctica siento que siempre fue de las tres y de la gente que se vaya juntando en el proceso).

Nos dijo que ella se estaba preparando para viajar sola, y eso ya le generaba miedo. Al conocernos, fue pasar de un miedo mayor a un miedo menor.


Ahora las tres nos preguntamos cómo es que, dentro de una ciudad de 2.6 millones de personas, nos encontramos tres ciclistas que amemos el proyecto de escuchar, dibujar, fotografiar, escribir sobre mujeres transformadoras, y que seamos tan complementarias. Y yo creo que no hay casualidades. La vida se encarga de ponernos aquí, ahora, con las personas adecuadas. ¡A sacarle provecho!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s